En la Puerta Estrecha

images

Corto y cierro… 🙂

El sábado dia 30 de setiembre os esperamos en la Puerta Estrecha con los 4 libros de esta edición y nuestro homenaje particlar a Gloria Fuertes en su centenario.

No se me despisten, mis quates.

la loka en acción.

años 80

 

 

El

Anuncios

1er títol, arribat… y (62+4+2+1) más=69+1= 70 títols

Bona matinada, plou… .-)

Us animo a totus tuus que envieu els vostres títols preferits, inventats, inventados, ya tenemos 6,  pero necesitamos 30 al menos para sacar los 3 mejores…

Cada titulo funcionará como una propuesta colectiva de relato, micro, poema…. etc.

Pot ser en català, en castellano o cualesquiera de las lenguas de este cacho de tierra de lobos. (según los entendidos, la piel de España es Escorpio, no les digo más).

Por favor, enviénlos al correo de la Espiral que es hola@laespiral.info i nosotras lo colgaremos aquí.

ASÍ LA SORPRESA SE MANTENDRÁ.

Gracias

White blank book cover isolated on blue

Primer título: Lo que sé del barro

(según su autora, podría ser un libro de memorias)

2º… Geografía disidente

(El autor dice: Hablemos de la naturaleza desde ópticas diferentes. Demos paso

al feismo, a la destrucción del paisaje. O no, cada uno que haga lo que le pete.)

3º… Los fantasmas de Cobi y Curro

4º… La imagen que robaba a las palabras

5º… Andar todavía

6º… Nosotras, engendradoras de mostruos

7º… Los viajeros nunca son extranjeros

8º … Con independencia de la independencia

… Círculo.

Propuesta de textos que empiecen con el final haciendo un círculo en su desarrollo hasta retornar al principio que es el fin.

10º… ¡Por cojones!

Propuesta de textos que impongan la voluntad del autor sobre la realidad o sobre lo que le salga de los mismos.

11º… Zombis.

Esta propuesta no requiere explicación.

12… Amb una no n’hi ha prou.

Perquè hi ha gent que ho volem tot i vàries vegades.

13… Un jueves de verano, a las cuatro, debajo de un rododendro. 

Toque surrealista en castellano.

14… Las urracas las prefieren con bisutería

15… Todo lo que puede construirse con cartón

16… Atracar un barco sin pistola

17… Champán para las bujías

18… Acaso si me pinchan no sangran

19… Carmín a Ordoñez

20… Caimán de mudanza

21… Una tripa cualquiera anda suelta

22… ¡Hay que ver lo que te pareces a tu abuelo el maricón! Tienes sus mismos ojos

23… 50 sombras y 49 farolas

24… Eso cómo se come

25… El plátano inapelable  

26… Alumbrar, dar a luz y cambiar bombillas

27… Vida y obra de una hormigonera

28… Vida y obra de una cuadrilla de rumanos malpagados

29… Vida y obra de un contratista dispuesto a todo

30… Alitera que no sonamos

31… El día en que la playa dijo basta

32… Cursos de capacitación para extoreros

33… Palabras que riman con doppelgänger

34… Te falta un tornillo: La caída de Mecano

35… Especies de especias en espacios especiales  

36… Lo que pudo ser y lo que hoy es tu marido

37… Las tretas de Emanuelle

38… Los perros descalzos como unidad de medida

39… No te muevas si quieres salir en la foto

40… Menos mal que empalar es tabú  

41… Lo que pasó cuando el pollo dejó de dar vuelta en el espeto

42… Acosos, acacias y democracias loucos

43… Adelfas, a favor o en contra

44… Quise ser adelfa en la mediana de la autopista de Cádiz

45… Mi hijo no viene a verme ni como visitador médico

46… Lo que ven los gatos

47… Lo que ven los perros

48… Lo que ven las suegras en los hornos

49…La losa se va a los hombros

50… Caminante no hay camino sino un trechazo por patear

51… La cocina de gas, el vinilo, el gel musel y McGyver

52… Asesinato en el BlaBlaCar

53… Tecnología y Mágia las dos caras de la misma mierda

54… Mi alter ego no tiene cejas

55… Objetos que se divorcian

56… Sindicato de divorciados aficionados al victimismo

57… Prefiero la sinceridad a que me enseñes la M50

58… El frío en verano

59… Hartura de miras

60… Cupido cabrón  

61… Prohibido su uso sin causa justificada

62… La puerta

63… Epidemia soledad

64… La cama

65… Lo inesperado

66… Me arroba

67… No te enamores, si estás a tiempo

68… Volia que dugués la roba ben cenyida

69… Et convido a una copa i després…

i 70… la pertinaz sequía… algunos os sonará, otros quizás no, pero su autora se explicará un dia de estos…

10 que són 11

coleFa 10 anys que, no, què són 11, vàrem posar en marxa el projecte Espiral

Libros individuales, llibres col·lectius,

Poesia, relatos, micros, ilustración

Col·lecciones:

I què, si la iaia fuma? (col·lectius, rompedores, con más o menos guasa, i como els Fonamentals, diversidad de registres, lenguas )

Fonamentals (temas con fundamento i soporte de autores y autoras con más fundamento todavía, diversos formatos, registros, colectivos)

Poetisas por Ovarios (poesía y guerra… de mujeres, col·lectius)

Delsàtics (Individuals de poesia)

i más, però estas 4 son las que mejor se han mantenido, aunque no desechamos ninguna, de hecho para esta 10ª-11ª edición vamos a intentar retomar:

Faves contades (micros, individuales o colectivos)

De Babel-Tri (Colectivos, i cada texto en tres lenguas)

Parece un lío y lo es, para mejor informarse  mirad en www.laespiral.info

Añadir que hemos organizado un grupo de lectura de poesía, LES ESPIRALERES, con proyectos magníficos, el primero fue un “Homenaje a las mujeres escritoras” del año pasado, este año ha sido un homenaje a Gloria Fuertes y estamos preparando un trabajo precioso sobre las poetas suicidas… que se presentará en Sant Boi el 17 de octubre de este año.

Que el año pasado también tuvimos una representación muy hermosa de una pieza de Pinter, NIGTH, por el grupo RAS

……………………………….. ӕ

En resumen: si no me descuento son unos 41 libros, aproximadamente 63 autoras y autores publicados y unos 70 socias/os, no todos activos, pero hay que decir que sin cada una y cada uno de vuzotroz no habríamos llegado aquí.

Así que el 14 de abril de 2018 hay fiesta grande en Sant Boi, además de fiesta republicana…

Por favor, ahorrad, marcad el día en vuestras agendas, reservad hotel, pensión, (entre mi casa y algunas más juntamos 6 o 7 camas…)

Habrá jamón, para variar y hay varios proyectos que estamos dibujando ya.

……………………………….. ӕ

El primero ya está aquí:

Concurso de títulos. Cada edición la Espiral propone un par o tres de temas más o menos genéricos para los libros colectivos, casi siempre salen todos, aunque alguno lo hemos tenido que realitzar en dos años… però bien está lo que bien acaba.

Pues bien, la propuesta 2018 es que cada un* de vosotr*s  nos envíe  un título, al correo de la Espiral, please.

Después, cuando los tengamos todos, los colgaremos en la pàgina web i que cada uno elija sus tres títulos preferidos (a ser posible no voten su propia propuesta)  y nos los envíe también al correo de la Espiral, hasta el 20 de octubre a las 20 h.

En una semana colgaremos los tres títulos elegidos i esos seran los temas sobre los que escribir para esta edición especial, 10 que son 11.

(Por favor, no lo colgueis del face ni aquí, que sea por correo)

……………………………….. ӕ

(Tenemos problemas con la página y no se puede colgar nada en ella desde fuera. Y por cierto, no hagáis caso de lo de “fuera de stock” ni de que los libros valen todos 50€… si alguien quiere comprar los libros de este año o pagar su cuota anual o apuntarse, que envíe un correo a hola@laespiral.info y os informamos cumplidamente del tema.

……………………………….. ӕ

No tenemos fecha exacta para Madrid, pero de a poquito os avisamos. Entre setiembre y octubre será, espero)

En unos días la segunda propuesta llegará a vuestro correo, web i face.

Un abrazo de la biònica loka

22 d’abril, tarda espiralera a cal ninyo

cole.jpgCom heu pogut veure la maquina fbk nos recuerda nuestra historia, llevo unos días en que casi cada mañana salta en los recuerdos las tardes de la Espiral de año tras año, hacia atràs…

Asi que volvemos al ataque por nuestro propio pie.

ESte proyecto, que empezó a caminar con poca timidez, hay que decirlo, y muchas ganas en noviembre de 2008,  sigue vivo. Con mucho trabajo, con mucha voluntad y sobre todo, con la colaboración y confianza que tod*s habéis puesto en él.

Hay autoras y autores que repiten edición tras edición en los proyectos colectivos, ay otros que han confiado en nososotros y han puesto en nuestras mansos sus propios proyectos, individuales o colectivos.

A día de hoy hemos conseguido publicar 36 libros, sin contar con los de esta edición, que llegarán a 40.

10 años, 12 ediciones, los dos primeros nos atrevimos a lanzar libros en primavera y en otoño. La prudencia, el cansancio y algunos amigos de esos que nunca fallan nos llevaron de la mano a la sensatez y decidimos que la edición conjunta de libros fuera una sola vez al año. Es complicado y difícil, es divertido y apasionado, presentamos en Sant Boi en días cercamos a la República y a Sant Jordi, con la alegría de celebrar ese día, i la ilusión de vender, si no como los “grandes”, si como los amantes de los libros, que no miran si ese objeto de deseo viene desde una gran editorial, e incluso, al no venir de ahí, lo convierte en un plus… En otoño nos vamos a Madrid, al Teatro la Puerta estrecha, que nos abra su casa con todo el amor del mundo.

En cada libro colectivo hay gente de muchos lugares distintos, desde nuestro Sant Boi de nacimiento, Barcelona, hasta Valencia, Murcia, Granada , Sevilla y Galiza, pasando por Madrid e incluso la Espiral salta el Atlántico y nos llegan algunos textos de Argentina, Chile i Tenerife. Y algún lugar se me olvida ahora, seguro…

Unos años más y otros menos, pero cada año podemos contar con personas nuevas que confían en nuestro amor por este proyecto y nos dejan publicar su obra individual. No voy a mencionar a nadie aquí, daos un paseo por la página web y podreis ver de qué hablo.

Y queremos más. “017 i 2018, celebramos a nuestra manera los 10 años de la Espiral. Este, 2017 con un homenaje, que no podíamos ni queríamos dejar de hacer, a Gloria Fuertes, en 2018, las propuestas serán vuestras y nuestras.

y ya, un avance de 2017, del dia 22 que ya está aquí…

Dos colectivos, uno en la Colecció “Fonamentals”, Veritat o mentira, del Col·lecti-u-vo Infal·lacia, con 22 textos, 10 autoras y 10 autores, (esta claro que hay dos que repiten).

Històries del metro, del col·lecti-u-vo Subways’s, en la col·lecció “I què, si la iaia fuma?”, 11 textos, 5 autoras y seis autores,

En cualquiera de los dos, hay textos largos, textos cortos, poemas, etc, y hay textos en catalán y en castellano.

Esta edición incluiremos algunos de los textos traducidos al castellano, que se publicarán aquí en el blog.

Los dos libros individuales, los dos en la Col·lecció de poesia “Delsàtics”, son de dos autores de Sant Boi.

Andrés Castro Merino publicará Cuasi haikus, chiquetas historias, un magnífico trabajo, esforzado y coherente, que se podrá leer en aragonés, castellano y catalán.

Jose Ros i Sabidó, publicará Dies de vària llum, un poemarios lírico, delicado, e intimista, y con un sentido del humor que se trasluce en algunos momentos de su lectura. Una gozada.

Hasta aquí los libros, 4, quatre, fent honor al dia del llibre, a Sant Jordi i a la pasión por l’escriptura.

años 80.jpg

 

Después, muy poco después, Les Espiraleres, un grup de dones de totes edats, faran viure a l’escenari a la Gloria Fuertes, amb una lectura dels seus poemes, una tria col·lectiva i un treball ple d’amor a la poesia a la Gloria.

I acabarem, com sempre, al bar, al Weller de Ca Ninyo, amb vi, pernil, una rifa de llibres, i un micro obert per qui el vulgui fer servir i tots els llibres de l’Espiral esperant que feu la vostra tria de Sant Jordi.

Us esperem. (i avisem necessitem ajua pel dia 22, voluntaris i voluntàries)

D’aquí a dos o tres dies us anirem mostrant  les portades dels llibres, ja sabeu, maquetats per la Laura del valle i dissenyades per l’Ivan Bravo.)

Una abraçada de la Iaia que fuma, encara.

hem llegit

Una librería en Berlín


frenkel
Françoise Frenkel, nacida Frymeta Idesa Frenkel en Polonia en 1889, fundó la primera librería francesa de Berlín con su marido Simon Raichensteinen el 1921 y la regentó hasta 1939, cuando huye hacia la zona libre deParís.
Autora de un único libro, publicado en Jeheber, una editorial suiza en 1945. Desapareció de circulación hasta que apareció un ejemplar en un tenderete de la comunidad de Emaús; fue publicado por Gallimarde en 2015 y prologado por Patrick Modiano.
No se sabe más de su vida, hasta su deceso en Niza en 1975.
Una librería en Berlín es una evocación apasionada de la historia de esa librería en esos tiempos convulsos, las afrentas al pueblo judío, la generosidad, las pequeñas cobardías cotidianas y los diferentes y angustiosos intentos de huida de Frenkel.
No es uno más de esos libros para fetichistas de lo libresco. Tampoco es otra crónica más sobre los años siniestros del nazismo, ni es una autobiografía más de las vicisitudes de una mujer en tiempos de guerra. Es todo eso y es mucho más, es una experiencia total sobre la vida de una aguerrida mujer amante de los libros y de la cultura en los años del ascenso del nazismo y la persecución de los judíos en Europa.
Frenkel escribió su libro en Suiza, después de su definitivo intento de huida, con éxito, pero parece hacerlo mientras ocurre, sus perseguidores están siempre cerca, muy cerca, y sólo la solidaridad, la amistad y un mucho de buena suerte, permitirán que salga con vida de la experiencia.
Una librería en Berlín tiene una ligereza especial, hecha de luz y determinación, trasluce el amor a la vida y la firme decisión de no dejarla perder. Es un libro elegante y limpio que nos lleva de la mano con fuerza a esos oscuros momentos de la historia europea, pero también nos muestra sin alardes ni quejas la valentía y la decisión de la autora que en ningún momento desfallece en su huida hacia la vida.
Si tuviera que elegir un orden entre los libros que nos hablan de ese tiempo, asociaría sin dudarlo, la Suite francesa de Irène Némirovsky y Una mujer en Berlín de una autora anónima. Una trenza de escritura con toda la complejidad del tejido vivo.

Texto: Nati Comas

Contra la interpretación

…se aceptan propuestas, dijimos, y ya tenemos una: l’Abel Valenzuela ens proposa una resenya, mini-assaig, ens recomana amb molta contundència l’assaig de la Susan Sontag.

Ja, fa molt de temps que es va escriure, pero… que levanten la mano quienes lo hayan leído… 🙂

sontag

Hoy hablo de una colosa intelectual que, a mi juicio, no adquirió la notoriedad que se merece. Eso, o tendré que replantearme con qué compañías ando, porque pocos de mis coetáneos la han leído. Sea como fuere, aquí va mi recomendación de lectura.

Me refiero al ensayo “Contra la interpretación”, de la pensadora y escritora Susan Sontag.

En mi modesta opinión, se equivocaría quien pensara que Sontag redactó este impecable y cataclísmico mensaje como reacción a la corriente dominante (sí, hijos, sí: “mainstream” ya existía en español, y se dice corriente dominante) de los intelectuales de su época. Miren, dijo lo contrario de lo que todo el mundo decía en conversaciones cotidianas, pero es que también dijo lo contrario de lo que todo el mundo afirmaba en charlas de pensadores. Llevó la contraria, y con razón, así que como dirían Tip y Coll, hay que dársela.

Podríamos compararla a esos escritores despreciados antaño (e imagino que ahora también en según qué círculos puristas) por escribir “mera divulgación”. Bueno, no sería tan obvio lo que se divulgaba si alguien se tomó la molestia de escribirlo en un ensayo. O tal vez todos lo decían, pero encerrados en su torre de marfil, supusieron, erróneamente, que la mayoría de la gente sabía lo mismo o partía de la misma base. Por ejemplo, que sabían algo de Arte.

O, para el caso, de lectura. No en vano, al leer ficción solemos decir que cada uno “lee” (interpreta) un libro distinto. Muy cierto, por descontado. El caso es que la tesis que Sontag se encarga de derrumbar en su obra resta libertad a la lectura o interpretación de una obra imponiendo una, y sólo una, interpretación en concreto, privando al lector/espectador/vivenciador -o, más ampliamente, a cualquiera que reciba la influencia de una obra artística- de su aportación contextual a la misma. Pues oiga, viene a decir: ni tantos, ni tan calvos. Quizá un crítico artístico pueda entrar al detalle técnico y simbólico, pero una persona cultivada también puede hacer su propia elaboración activa de la obra. Y si no, que se lo digan a todos los autores cuyas obras fueron “malinterpretadas”. En algunas era intencional. En otras, accidental.

De ahí el título de este artículo: uno puede salir del cine diciendo que tal película es “una feroz crítica al capitalismo”, y sin embargo a otra persona le puede haber impresionado notoriamente el aspecto humano o las cualidades burlescas de la misma. Y no hay que ser un erudito ni un estudioso del Arte para saber que quien busca, encuentra, pero que también hay arte en el pulp (oigan el monólogo de David Carradine, cuando habla sobre Supermán en el Vol.II de Kill Bill), y basura en lo intelectualoide (oh, sí, qué profundidad Michael Moore, en tu documental ‘Sicko’. Claro, para el americanito medio que cree que ponerse malo es culpa suya -creencia muy extendida por el globo- pues sí, llega. Para un español que no sabe la suerte que tiene de tener un servicio sanitario universal…, pues hace falta un Évole que echarse a la cara, o sencillamente haber crecido en los 80 o antes para ver cómo todo se iba al garete; pues la crítica a que negocien con la salud como que ya se conocía hace 40 años sin documentales ni libros ni nada, así que perdóneme que no me sorprenda, está usted al nivel ensayístico de El Jefe Infiltrado, y no es ningún demérito: llega a gente que no lee, que ya es decir). Pero volvamos al tema.

Sería subestimar la inteligencia de la señora Susan Sontag afirmar que se cogió una rabieta y escribió un ensayo para llevar la contraria. Podría haber pasado, y sería una fabulosa trama novelesca, pero imagino a Sontag riéndose también de esa crítica, y escribiendo con valentía algo que ella pensaba simple, pero que al parecer nadie veía tan claramente como ella.

Su valor es, pues, doble: si bien en muchas épocas la teoría correcta flota en el aire sin ser concretada por su obviedad, a veces es necesario no sólo defenderla en las volátiles comunicaciones personales, no. Es necesario plasmarlo en la letra impresa para que algo simple, contado con precisión, brille como el más preciado diamante de la inteligencia.

Un ensayo para especialistas o eruditos habría pasado apercibido por los mismos, y habría caído en los mismos debates estériles de siempre, a los que de seguro, Sontag no era ajena. En cambio, un ensayo general, abierto, honesto, que no busca deslumbrar sino dejar las cosas claras, acabó siendo la mejor solución.

Con el permiso del respetable, el ensayo es tan lúcido y sus diagnósticos tan obvios (y me quedo muy corto), que léalo dos veces si no lo ha entendido a la primera, porque éste es uno de esos casos en que la mayoría no tenía razón (ni siquiera se acercaba), y el exceso de análisis en la dirección equivocada servía para dar de comer a cientos de bocazas académicas sin hacer avanzar su campo en lo más mínimo.

Aunque sólo fuera por la valentía de decir lo contrario de lo que todo el mundo decía, pensaba y escribía en su época, el ensayo tendría un valor más allá de todo contenido: por el momento en que se publicó, por el contexto rancio y anquilosado en que cayó, y porque (no me gusta destacar estas anécdotas, pero para que luego digan que no hay gigantes intelectuales femeninos) Susan Sontag era mujer. Para mí, esto también es un insulto, porque me importa un carajo quién lo escribiera. Lo que brilla en él es su inteligencia, y no su género.

Si no está preparado para romper sus prejuicios sobre “los de ciencias y los de letras”, quizá no debería leer dinamita intelectual como la que escribe Sontag.

No obstante, si se atreve, aquí va un anticipo de lo que se puede encontrar:

La destrucción demoledora que propone Sontag es la que todos los días hacemos sobre una obra de arte. Piense por un momento en la experiencia. Cuando vive usted una obra de arte (en caso de que le afecte, “le diga algo”, le conmueva o despierte su sensibilidad de cualquier manera), su experiencia será única y personal. Estaremos de acuerdo en que dicha experiencia puede ser similar a la de otros sujetos ante un mismo objeto que es la obra de arte. Pero también convendremos en que, al no ser matemáticas, jamás podrán ser idénticas (ni siquiera si usted vuelve a experimentar la misma obra pasado un tiempo).

Así pues, es intelectualmente inadmisible decir que una obra de arte es una crítica al capitalismo, o es una defensa de los valores familiares, o es cualquier otra cosa de su cosecha. Como mucho, podrá decir que usted ha interpretado, ha visto, ha creído que la intención del autor eraque es precisamente lo que Sontag destruye, recordémoslo “Contra la interpretación”. Hacer tal crítica, llevar tal mensaje o remover tal conciencia. Pero usted no es el autor. Puede aproximarse (y es un juego divertido) a sus intenciones, pero jamás descubrirlas o afirmarlas inequívocamente. Dada solamente la obra, atemporal, desprovista de su creador, usted no puede tener garantías absolutas de lo que quiso decir (o siquiera si quiso decir algo). Usted, de hecho, puede experimentar el arte al ver algo que ocurrió por accidente (una bolsa de plástico movida por el aire). Y todo ello, sin refutar el hecho de que habitualmente una obra de arte es artificial, en el sentido de que requiere un trabajo previo ajeno a la comunicación (hablaríamos aquí del arte como oficio, y no como experiencia sensible).

Es posible que en este punto usted ya coincida con la autora. En ese caso, enhorabuena, tiene usted el suficiente experiencia, sentido común y/o lucidez como para verlo, incluso puede que el mensaje le parezca de perogrullo. Si es así, probablemente quiera ahorrarse la lectura del libro que recomiendo y dejar de leer en este mismo momento. Total, éste es uno de ésos casos en los que sí puede leer el resumen y hablar sobre el libro… ¿o quizá no?

Puede que no sólo importe lo que dijo, sino cómo lo dijo.

Sin embargo, le recuerdo que no deberíamos pasar por alto lo siguiente: si se vio puesta a escribirlo es porque la gran mayoría de gente competente a su alrededor fue incapaz de romper ese prejuicio, o lo bastante tozuda para no darle la razón a Sontag, o incluso para dársela, pero no para creer que fuera importante poner algo básico por escrito. Y aquí está una de las claves de las que adolece todo trabajo intelectual superficial: va al detalle, y no a la raíz. Y créanme cuando les digo que hacer comprensible con sencillez algo complejo es atributo no sólo del genio (algo común), sino del esfuerzo, el oficio, y la dedicación.

El mensaje es simple, ¿verad? Pero por suerte o por desgracia va en contra del proceso más habitual al comentar obras de arte.

¡Si se quedara ahí solamente! Por el camino, Sontag ha destruido la dicotomía forma-contenido que todos los interesados (y muchos especialistas) del arte siguen utilizando, creyendo que es la correcta. Como de costumbre, también en este caso Sontag derruye los podridos cimientos del statu quo anterior, que asumían sin cuestionarla una forma de discurrir heredada, un copiar-y-pegar de élites intelectuales precedentes, que no hacía más que encorsetar a los pensadores del arte; y una vez despejados esos terrenos, esta autora edifica el nuevo laboratorio de análisis del arte, desprovisto de prejuicios esta vez, desnudo, sin accesorios, con entradas y salidas claramente indicadas que todos pueden seguir por sí mismos, como hemos hecho los alucinados lectores del texto que comento.

Tengo que agradecer, por añadidura, la relativa brevedad de una obra tan cargada de perlas comunicativas. Cualquier otro autor habría divagado durante cientos de páginas para transmitir su mensaje. Pero sin bajarse de la estratosfera mental, Susan Sontag consigue decir lo que quería decir sin la esterilidad clásica de esa filosofía de darle vueltas a un asunto sin llegar a ninguna parte. Más o menos la misma diferencia que hay entre empacharse el tostón de 800 páginas de “El ser y la nada”, del existencialista Jean-Paul Sartre, o las apenas 200 que ocupa su novela “La náusea”, la cual proporciona todas las pistas necesarias para entender esa corriente filosófica.

Si se me permite, mi granito de arena para tal obra magna consiste en decir que, elaborando un poco más allá, y poniendo en valor la tesis del libro “Contra la intrepretación”, éste no nos permite olvidar que un lienzo con pintura es un lienzo con pintura, y no “la decadencia de los valores medievales” o “el claro ejemplo de la hipocresía burguesa”, cabe indicar que otra forma de mirar el asunto sería poner la obra en su contexto.

Si alguno pensaba que negábamos tal forma de historia del arte, de crítica ilustrada o de lectura cultivada de “autor, obra, y contexto histórico-cultural”, vaya quitándoselo de la cabeza, pues es hacer trampas. Hablábamos aquí de la obra per se, y no de la obra teniendo más información, habiendo conocido al autor directa o indirectamente, etc.

Si duda de lo que digo, lea el libro recomendado en este artículo o compare su lectura del manuscrito de un amigo suyo que sea escritor… con la lectura el Quijote (siempre y cuando usted no hubiera leído jamás una obra de Cervantes). Verá que el experimento mental, por sí solo, ya le resulta esclarecedor.

Con suerte, habrá llegado usted al final de mi farragoso texto. Le ruego disculpas por mi torpe elogio de una obra tan destacada, y le emplazo de nuevo a la exploración de esa pequeña joya, tan injustamente ignorada.

22 de abril i la teva agenda

Todas, todos, tothom teniu una agenda, como yo, que tengo una fantástica, que ya os enseñaré la portada… pues eso, que os apuntéis en la agenda, que el dissabte 22 d’abril, un dia abans de Sant Jordi, del dia del llibre, La Espiral hará su presentación habitual en cal Ninyo, Sant Boi.

No hablaré todavía de lo libros, no. En breve empezaré esa campaña que hace que mis mejores amig*s me llamen “la gota malaya”, así que me pararé un poco y  final de este mes  llegarán los primeros avances…

Ahora sólo una cosa, este año, com tothom sap, és el centenari de la Gloria Fuertes. Estamos preparando una mini espectaculo poético dedicado a la más hermosa de las poetas españolas.

Y aquí os dejo, con la invitación a una tarde muy especial, un pequeño poema de Gloria:

 

En las noches claras,

resuelvo el problema de la soledad del ser.

Invito a la luna y con mi sombra somos tres.

gloriafuertes-300x288