POR MIEDO. Liliana Jalile

pormiedo

CONFESIONES DE UNA PEQUEÑA FILÓSOFA

Cuando era chica me asustaban las gitanas: me habían dicho que andaban robando niños. De adolescente, me atemo­rizaban los chicos: me habían dicho que ellos las prefieren bonitas, flacas y desenvueltas, o sea todo lo contrario. Ya en la joven adultez no le tenía miedo a nada: me decían mu­chas cosas pero no podía desperdiciar el tiempo, ocupada como estaba por la actividad hormonal. Después vino la otra adul­tez, esa que va en serio, y empecé a tener temores meta­físicos; se entiende porque había crecido cristiana, vale decir que no entendía nada de nada. Ahora, que estoy en la madurez (obsérvese la inflación del término), añoro los tiempos en que tenía miedos tan difusos. ¡Me he vuelto tan concreta que me hiere la autoestima! Temo que el sodero no pase por casa y me deje sin soda una semana; temo que el resumen de la tarjeta exceda lo que estoy dispuesta a saquear de mi salario; tengo miedo de tener que volver a fingir un orgasmo por el miedo a despachar a un amante, les tengo miedo a esas arruguitas de mierda que me han salido traidoramente en el perímetro del ojo derecho, me dan pánico los sermones altruistas de ciertas amigas. En síntesis: he descubierto que estoy harta de tener miedo, y que lo más temible es en definitiva, el temor, del que acabo de huir con todo éxito. Puedo convivir con gitanos, con hombres que gustan de mujeres bonitas (y a esta altura debo agregar “jóvenes”), con preguntas metafísicas sin res­puesta, con o sin amantes ineficaces, con arrugas y patas de gallo, con amigas que no la ven ni cuadrada, y hasta con el dragón de San Jorge, si me apuran. Así que, señores, están ante una persona que ha emergido del miedo, alguien con talla épica, una sobreviviente de las banalidades de la vida, que ha sabido transitar triunfante desde la Santísima Trinidad a la Profanísima Cuaternidad, esto es: Serenidad-Narcisismo-Displicencia-Confianza.

Soy consciente de que esto no es, estrictamente hablando, un relato. Pero que es toda una historia… ¡quién me lo va a negar!

Este relato y unos 25 más, los pueden conseguir aquí

28 de març, Por Miedo…

pormiedo

La col·lecció “fonamentals” llega a su número 10, con otra magnífica portada de Iván Bravo que aquí les mostramos. Seguimos en pie de guerra, esa guerra incruenta de les paraules fent camí.

Poemas, relatos… cada uno de ellos derivándose a ese “lugar” especial donde anida el miedo para hacerlo escritura.

Y aquí el Col·lecti-u-vo SensePor, 17 autoras y 11 autores han viajado a sus miedos i nos los muestran.

Alicia Antich Aracil / Amelia Oreja Ramírez / Andrés Castro Merino / Camilo Pequeño Silva / Carmen Oreja Ramírez / Chá Lucena / Claudia López Antich / Dani Marni / ElMudo / Fernando García Maroto / Freya García / Glòria López Llebot / Isa Mochón /Isabel Sira / Ismael F. Cabeza Pavón / José Luis Hinojosa / Liliana Jalile / Lola Encinas / Maite Moreno i Conesa / Manuel Onetti / Maria Guilera Benito / Natividad Comas Navés / Pedro González Vázquez / Raquel Antich Aracil / Raquel Ruíz Barea / Sandra Pardo Calderón / Santy Ansias / Víctor L. Briones Antón.

Com en tots els llibres d’aquesta col·lecció, hem fet una recerca d’autores i autors “fonamentals” que ens ajudin amb els seus tex­tos a fer camí.

Y no os olvidéis, os esperamos el dia 28, en persona, por email, por skipe, como gustéis i podáis.

 

la iaia fumeta

Miedo Por (Marcela Lagarde)

Nos han enseñado a tener miedo a la libertad; miedo a tomar decisiones, miedo a la soledad. El miedo a la soledad es un gran impedimento en la construcción de la autonomía, porque desde muy pequeñas y toda la vida se nos ha formado en el sentimiento de orfandad; porque se nos ha hecho profundamente dependientes de los demás y se nos ha hecho sentir que la soledad es negativa, alrededor de la cual hay toda clase de mitos.

Miedo Por (L.M. Panero)

negro por

Otro texto Fonamental para ese libro… hay más?

(…) Yo maté a Gastón, mi querido Gastón, y me enfrento a un mundo sin verdad, por medio de cierta página que me va destruyendo lentamente. Una página más para continuar la destrucción del mundo, sin la mínima interrupción o extravío, como quería René Char. Es mi falo quien ya termina, quien se balancea ante el mundo con el terror impreso de la sospecha, queriendo cerrarse ya para siempre, especialmente moribundo, como cierta ventana se entorna donde un cotilla triste y con bigote apura el humo de un último cigarrillo. Ignora el pan mi falo, e ignora el hambre desbocada, pero no puede permanecer al margen de esa voz diáfana que dentro de mí chilla y chilla: “Papá, dame la mano que tengo miedo. Dame la mano, papá, que tengo mucho miedo”.

Leopoldo María Panero:
De “Papá, dame la mano que tengo miedo”

Miedo Por (Frank Herbert)

Un text fonamental del meu camí de lectora.
Junto con otros que van llegando, algunos muy jugosos, formarà parte de esa zona “fonamental” que acompaña a vuestros textos en todos los libros de la col·lecció “Fonamentals… Se admiten -y se esperan- más propuestas.

negro por

…de las brujas Bene Gesserit

“No conoceré el miedo. El miedo mata la mente. El miedo es el pequeño mal que conduce a la destrucción total. Afrontaré mi miedo. Permitiré que pase sobre mí y a través de mí. Y cuando haya pasado, giraré mi ojo interior para escrutar su camino. Allí por donde mi miedo haya pasado ya no quedará nada, sólo estaré yo.”


Dune – Frank Herbert

Miedo Por (Alejandra Pizarnik)

Como siempre, poco a poco, anem fent… Un texto inspirador para el próximo libro de la col·lecció Fonamentals.

Tema el Miedo, el título ya lo encontraremos en el viaje.

Víctor L. Briones nos trae un poema de la Pizarnik, que ilustra muy bien por donde podría ir la “cosA”. No se trata de escribir cuentos de “miedo” al uso, sino de trabajar con el miedo.

Miedo a, miedo por, por miedo… el miedo es, el miedo hace, el miedo tiene… algo así.

Pues eso, aquí deixem un poema Fonamental que anirà amb el llibre que farem entre totes i tots.

piz

CANTO

el tiempo tiene miedo
el miedo tiene tiempo
el miedo

pasea por mi sangre
arranca mis mejores frutos
devasta mi lastimosa muralla

destrucciones de destrucciones
sólo destrucción

y miedo
mucho miedo
miedo