Miedo Por (L.M. Panero)

negro por

Otro texto Fonamental para ese libro… hay más?

(…) Yo maté a Gastón, mi querido Gastón, y me enfrento a un mundo sin verdad, por medio de cierta página que me va destruyendo lentamente. Una página más para continuar la destrucción del mundo, sin la mínima interrupción o extravío, como quería René Char. Es mi falo quien ya termina, quien se balancea ante el mundo con el terror impreso de la sospecha, queriendo cerrarse ya para siempre, especialmente moribundo, como cierta ventana se entorna donde un cotilla triste y con bigote apura el humo de un último cigarrillo. Ignora el pan mi falo, e ignora el hambre desbocada, pero no puede permanecer al margen de esa voz diáfana que dentro de mí chilla y chilla: «Papá, dame la mano que tengo miedo. Dame la mano, papá, que tengo mucho miedo».

Leopoldo María Panero:
De «Papá, dame la mano que tengo miedo»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s