Canto rodado: habla ElMudo

espiral-llibres-2014-canto-rodado-big

Este sábado, 12 de abril de 2014, la Espiral literària ha tenido el placer de presentar en Sant Boi los cuatro últimos libros, hasta ahora. Dos colectivos, dos individuales, de los que iremos colgando fragmentos aquí para su disfrute.

Antes de eso, en referencia a CANTO RODADO, el texto de presentación que su autor quiso que se leyera en el dicho evento.

Un poemario, diga lo que diga su autor, imprescindible.

«Yo no soy escritor. Escritor es Víctor Briones, ese muchacho al que vemos mejorar casi a diario con un avance pasmoso. Yo soy un tío al que un día se le rompieron los diques de la rabia de una manera furiosa, que por poco ababa conmigo. Pero como había leído y tenía un léxico bueno, y sabía expresarme bien por escrito, pues sin buscarlo yo, que no había escrito nunca, sino por sorpresa, esa rabia se me fue descargando en versos, porque la prosa se ve que precisa de algo que yo no tenía en ese momento: capacidad de análisis.
En resumen, acabó habiendo un puñado de piezas de versos, mantenidos sólamente por el aprecio de mi amigo Joss, de Linares, que fue la única persona que dijo desde el principio que sabía lo que había allí: una verdad, la mía. No sabe lo que le debo.
El segundo golpe de suerte fue la aparición de una catalana loca (literalmente) -cuyo nombre no voy a decir- que me ofreció ponerlos en una cosa: un libro. Esa había sido mi última intención desde que vi que no tenía nada más que decir , porque existiendo un libro, alguien de mi familia de la siguiente generación, o de la siguiente a la siguiente, podría encontrarse el librito un día en su casa, y preguntarse quién era yo, y cómo era y qué me pasó. Era lo que yo pretendía.

Sólo una última cosa: yo digo que lo que escribí son piezas de versos y no poemas, porque me parece que poemas y poesía son términos de una muy grande altura humana, y yo no quiero, ni loco, usarlos con frivolidad.»

-ElMudo

 

2 comentarios en “Canto rodado: habla ElMudo

  1. y éste, uno de mis preferidos.

    Lástima: se acalló el rumor de las sillas

    y de las voces blancas.
    Se fueron los espacios que llenaban las calles
    haciendo ladrillo tras ladrillo, inconscientes,
    eternas amistades.

    Lástima. Dice el reloj que ya no podemos reunirnos
    rozándonos entre iguales, como animales.

    Que ya no podemos, dice. El reloj lo dice. Vaya.

    LÁSTIMA

  2. El poema que cierra el libro:

    Para besar hay que tirarse de boca
    Para ser tierno, tierno hasta la muerte
    No me pidas, amor, que me acobarde
    Para cobardes ya están los que no sienten
    Para besar, hay que tirarse de boca

    PARA BESAR HAY QUE TIRARSE DE BOCA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s